Motivando a los más pequeños en este nuevo comienzo

Un nuevo curso: una nueva oportunidad

Comienza un nuevo curso escolar, donde todos los que pertenecemos a la comunidad educativa debemos buscar líneas de actuación que nos permitan aprovechar de forma constructiva lo vivido con relación a esta pandemia mundial que todos hemos sufrido.

La incertidumbre y la inseguridad que todos hemos sentido al vivir una situación de estas características, el desgaste emocional, la necesidad de que todo vuelva a ser como antes, y el volver a sentir libertad, si no lo gestionamos adecuadamente, puede generar un pequeño caos en comportamiento y valores que pueden llevarnos a escenarios complejos, donde puede primar el “yo quiero…”, “yo necesito…”, el “a mi me da igual…”, y olvidarnos de una visión más global en beneficio de todos.

La comunidad educativa educativa tiene la oportunidad de estar en contacto directo con los/as niños/as y adolescentes actuales que son, sin duda, nuestro futuro.

Desde esta comunidad educativa podemos generar y potenciar valores de convivencia, espacios de actuación que nos permitan tener una visión global de qué tipo de sociedad queremos en el futuro, y cuál es el papel protagonista de cada uno de nosotros.

Es el momento de aprovechar este nuevo comienzo para poder incorporar, reforzar y/o potenciar valores que nos permitan seguir generando una sociedad más consciente, más generosa donde, sin lugar a duda, todos ganamos.

Cada momento en que tenemos la suerte de tenerles en el aula, en las actividades extraescolares, comedores, en el salón de casa, etc… Podemos y debemos incorporar estos valores de forma divertida, amena y participativa, donde empiecen a sentir que ELLOS Y ELLAS son los protagonistas de su futuro, del cambio y la sostenibilidad para lograr un mundo mejor.

Nosotros tenemos la responsabilidad de poner en marcha iniciativas que nos permitan sentir todo lo que la comunidad educativa puede aportar a esta sociedad.

Desde aquí queremos animar a profesores, padres, monitores, y todo aquel que está en contacto directo con nuestros niños y adolescentes, que continúen en esa maravillosa labor, que no decaigan, porque TODOS recordamos a un profe, a un monitor, un consejo de nuestros padres, etc… que sabemos que ha influido en nuestras decisiones o la forma de ver el mundo, por lo tanto, sí INFLUYES, sí INSPIRAS.

Y es hoy, más que nunca, cuando necesitamos seguir inspirando.

Por SU FUTURO, por NUESTRO FUTURO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *